El día 13 de agosto, ONG Innovarte junto a LES Chile y Andes IP, inició un grupo de trabajo con el fin de identificar, priorizar y proponer incentivos legales, económicos y otros para la participación de los centros de investigación y titulares de derechos de propiedad intelectual relacionada con el Covid -19 en el C – TAP de la OMS.

El grupo está integrado por centros de investigación, universidades, científicos/investigadores, sector público, privado, Medicines Patent Pool y el equipo de C- TAP de la OMS y tiene por objetivo identificar posibles incentivos que puedan generarse a nivel nacional o internacional que faciliten la divulgación o licenciamiento de manera no exclusiva de investigaciones, productos o derechos de propiedad intelectual relacionados a COVID- 19 por parte de los titulares.

En la oportunidad se proporcionó información esencial respecto del funcionamiento del C- TAP y la institucionalidad internacional relacionada con el licenciamiento abierto mediante la experiencia del Medicines Patent Pool   y el acelerador de tecnologías ACT-A.

Posteriormente, se realizó un levantamiento inicial de las opiniones y dudas de los centros de investigación convocados respecto de la participación en el C- TAP y el licenciamiento no exclusivo, así como la metodología e instrumentos propuestos para el plan de trabajo con el fin de identificar los incentivos que debieran ser creados o difundidos, así como las acciones necesarias para ello.

En la oportunidad, también intervinieron investigadores como Gaspar Morgado, de la Unidad de Transferencia Tecnológica de la Universidad de Chile, quien señaló que su institución cuenta con varios métodos y procesos bajo licencias, los que han transferido a distintos laboratorios del mundo, además indicó que cuentan con otras tecnologías que no estarían limitadas por contratos y licencias.

Alejandro Rojas, investigador de la Universidad Austral de Chile, por su parte, indicó que se necesita apoyo para el desarrollo de tecnologías en sus distintas fases de prueba, por ejemplo, cubrir ensayos clínicos cuando no son licencias exclusivas.

También Fabiola Vásquez de la Universidad de la Frontera realizó su intervención señalando que sería positivo crear una red de universidades chilenas asociadas al desarrollo de tecnologías y conocimiento para la detección en Covid- 19, asimismo, compartir portafolios de tecnologías y otros elementos con la red de gestores tecnológicos. Indica que podría existir mayor impacto si las instituciones universitarias se unen y acuerdan qué tecnologías ofrecer como país.

También hubo participación del SENADI Ecuador y Uruguay.

Como conclusión se planteó avanzar de manera paralela y bilateral entre C- TAP y cada institución, así como implementar un cuestionario que logre identificar incentivos positivos.